Home » » OTRA MAS DE ECOLOGISMO BARATO

OTRA MAS DE ECOLOGISMO BARATO

La llegada de la penúltima etapa de la vuelta ciclista a la bola del mundo, mejor dicho al alto de Guarramillas como ya era de esperar ha provocado las protestas de los colectivos ecologistas en especial con la publicación de una carta abierta en el diario ABC firmada por Eduardo Martínez de Pisón (catedrático, escritor y alpinista); Santiago de Mora-Figueroa, marqués de Tamarón (diplomático); Juan Luis Arsuaga (paleontólogo), y Antonio Sáenz de Miera (presidente de Amigos del Guadarrama).

Tras la lectura de la misma , una vez mas deja traslucir esa sensación de “soy ecologista y montañero por tanto la naturaleza es mía” o “yo si puedo andar por ahí, pero por favor que no se conozca la zona que hay que preservarla”, o “yo degrado pero los demás si” .los mismo argumentos que siempre salen a la luz en estos casos y que tarde o temprano servirán también para prohibir el mountain bike en la Madrid.

Y es que a cualquiera que no conozca la zona le podría parecer un sacrilegio que llegara la vuelta a esta cima, sin embargo la cosa cambia si analizamos el estado actual del alto de Guarramillas, alto al que se accede por una pista hormigonada, ¿el hormigón se da en la naturaleza?, que en su cima esta lleno de antenas e instalaciones de televisión, que año tras año se amplían ¿eso tampoco es naturaleza no?, asimismo hasta la mitad d ela subida llega un telesilla que da acceso a las pistas de esquí, y ahí un refugio bar, , naturaleza pura vamos. Conclusión no es un sitio aislado ni recóndito ni nada que se parezca.

Que en un evento así siempre genera daños y suciedad, pues seguramente si, el ser humano es así ensuciador y degradador por naturaleza, pero si siguiéramos esa teoría ecologista a rajatabla, nunca podríamos hacer nada, mas que estarnos en casa a la luz de una vela para no producir gasto alguno ni mala utilización de recurso alguno.
Me parece una gran idea por parte de la organización de la Vuelta a España hacer esta llegada en una cima tan conocida y tan cercana a la capital, que puede animar a  muchísimos aficionados para que se acerquen a la misma y la conozcan, pues pese a la cercanía y al fácil acceso a la cima no es demasiado habitual subir a la misma por lo duro de las pendientes a superar

Sinceramente no creo que se vayan a producir mas daños por la llegada de la vuelta a la bola del mundo, que los que produce la avalancha de miles de madrileños a la zona cada fin de semana de invierno con nieve, o de verano con buen tiempo, O los atascos que cualquier sabado a partir del mediodia casi colapsan la totalidad d ela subida a Navacerrada.


Carta abierta contra el paso de la vuelta por la sierra

Share this article :