Home » , , , » MERIDA BIG NINE 1000 KM SOBRE UNA 29”

MERIDA BIG NINE 1000 KM SOBRE UNA 29”

Merida Big Nine 900, la Zapatones…(mil kilómetros después) Hace ya algún tiempo, sobre todo al otro lado del Atlántico, surgieron una nueva especie de bicis, de aspecto desgarbado, que siendo sincero, no consideraba que fuesen a tener éxito. Con el paso del tiempo, esa maquinas fueron mejorando en aspecto, las grandes marcas apostaban por ellas (la última temporada de Gary Fisher como marca fue full29), y poco a poco han ido entrando, sin hacer mucho ruido, en nuestro hermético mercado nacional, muy poco dado a grandes cambios (la gran mayoría de usuarios españoles sigue pensando que las dobles solo sirven para el descenso).

Muchos pensábamos, me incluyo, que aquellos cacharros con esas ruedas enormes no eran más que una maniobra de marketing de las grandes marcas para renovar el parque ciclista, y ya se sabe, lo que digan marcas como Specialized o Trek, tienen mucho calado en los aficionados más “superficiales”.
Pero un día, sin pensarlo demasiado, y gracias a ForoMTB y a Ciclos Delicias, me encontré subido en una Merida BigNine 900, y a partir de ahí, todo cambió.
 
Sensaciones y primeros pasos
Lo primero que notas cuando te subes a una 29 por primera vez es: “vaya pedazo de ruedas, esta bici es enorme”, sensación que desaparece según empiezas a dar pedales. Rodar con estas ruedas es un auténtico placer, los kilómetros empiezan a caer con una facilidad nunca vista, y las velocidades medias aumentan de forma notable. Comparando los rendimientos con alguna de nuestras salidas habituales, hemos notado una diferencia de hasta 7km/h de media más rápido en la 29” que con las 26”, y hemos pasado de hacer ese mismo recorrido de 1:41 a 1:28, lo que da una idea de la diferencia.
 
Metiéndonos en terrenos más técnicos, teníamos la idea de que las 29” iban a ser unas bicis torpes, lentas de dirección, y más orientadas a las grandes pistas que a los estrechos senderos, pero una vez más, nos equivocamos de lleno. En los senderos estrechos y revirados, la bici es un auténtico misil, la velocidad alta es perfecta para las ruedas altas a la vez que tenemos mas agarre del habitual en las 26”. De hecho, este agarre nos hizo tener un par de sustos en los primeros kilómetros, ya que la bici frena mucho y en menos espacio.
 

La supuesta torpeza de estas ruedas se ve remediada con una dirección muy vertical, 71.5º, y con un manillar de 680mm de ancho, que hace que la respuesta de la dirección sea inmediata, pero nunca inestable ni nerviosa. Este ángulo de dirección podría hacernos pensar que bajando vamos a salir despedido “por las orejas”, pero otra vez, volvemos a equivocarnos, puesto que las ruedas grandes compensan ese ángulo con una mayor distancia entre ejes, y un menor ángulo de ataque de la rueda frente a los obstáculos, y la sensación visual es que nunca dejamos de ver la rueda.
 
Intensidad
Asi podríamos definir la relación con la 29”, intensa, muy intensa. Desde el primer momento nos sentimos integrados en la bici, y eso, cuando el biker mide más de 2 metros, es un punto muy a favor, ya que con las “antiguas” 26” siempre nos sentíamos “encima” de la bici, aunque esta fuese en tallas XL. Con la 29” es mucho más natural, nos sentimos “dentro” de la bici, lo que hace que la conexión con ella sea mucho más intensa, a nivel de conducción, rendimiento y comodidad. Hemos visto como nuestras rutas han aumentado de kilómetros con una naturalidad total y nuestro cuerpo no se ha resentido especialmente. Nuestra espalda lleva una posición muy natural, y eso que el cuadro tiene una clara orientación “racing”. Sin duda, la capacidad rodadora de esta bici es una de sus mejores cualidades.
 
clip_image002

Equipamiento
Esta Merida, enfocada en la gama media del catalogo de la marca, trae un equipamiento perfectamente valido para el 99% de los ciclistas, sin grandes alardes pero con un funcionamiento perfecto. Después de 1000km de pruebas con la bici, solo hemos hecho unos pequeños cambios, orientados totalmente a la ergonomía, y nunca a la rebaja de peso. Cambiamos la potencia por una de 90mm (80mm en origen), tija de sillín de 400mm (350mm en origen), sillín SDG (Merida de serie) y puños Esigrip de silicona (Merida de doble densidad de serie). El resto es totalmente de origen: transmisión, ruedas, horquilla, etc…

Lo único que no nos termina de gustar del montaje de origen es el manillar plano firmado por Merida, tiene una forma extraña que hace que con el paso de los kilómetros tengamos pequeños dolores en las muñecas, aunque ya se sabe, lo que a mí no me va del todo bien a otro le puede ir perfecto, como los sillines.
 
Nos sorprende muy gratamente la horquilla Manitou Tower, con un tacto muy bueno y lineal, y con una rigidez frontal y lateral realmente sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta que lleva un cierre clásico de 9mm, y que la horquilla es cerca de 90mm más alta que una horquilla de 26”. Esta horquilla es regulable en presión de aire como elemento amortiguador, rebote y bloqueo remoto mediante mando en el manillar. El mando no es el más ergonómico del mundo y queda un poco expuesto en caso de caída, pero funciona a la perfección. La horquilla funciona realmente bien en todo tipo de terrenos, desde carriles y pista en buen estado, hasta trialeras con piedras tipo melón, tiene una capacidad de absorción realmente buena teniendo en cuenta que hablamos de una horquilla de rallye de 100mm de recorrido.
 
En la transmisión nos encontramos con Shimano, con mandos, desviador y bielas SLX y cambio XT 10v, que funciona correctamente. El cassette, también Shimano, lleva una relación 11-36, ideal para esta bici, aunque no así los platos, que incomprensiblemente Shimano no equipa platos de 22 dientes para 10v, dejando asi una relación demasiado larga para subidas con mucha pendiente. Si hiciésemos el simil con una 26”, el desarrollo 24-36 de esta 29”, equivaldría a un 24-32 o un 22-30, que para subidas empinadas es demasiado largo. Lo ideal hubiese sido un plato de 22, que unido al gran piñón de 36, nos daría una relación similar a un 22-32 de una 26”, mucho más apto para subidas realmente empinadas.
 

Las ruedas vienen equipadas con unos bujes shimano con sistema centerlock, radios de acero de 2mm y llantas para disco firmadas por Merida. Este era uno de los puntos que mas reticencias nos despertaba al principio, puesto que no son unas ruedas especialmente ligeras, y el sistema de conos y bolas de Shimano obliga a un mantenimiento algo mas exhausto, pero después de 1000km por todo tipo de terrenos, las ruedas están en perfecto estado de centrado y de ajuste. Todo un puntazo. Al igual que los neumáticos, unos Schwalbe Rapid Rob de 2.20 de balón, que ruedan perfectamente, son bastante ligeros, y solo contamos un par de pinchazos al pasar por una zona llena de abrojos en los alrededores del Monte del Pinar.
 
En cuanto al cuadro, tiene de todo y todo lo que tiene funciona perfectamente. Dirección semi-integrada en una pipa ultracorta para reducir la altura, que hace que sea realmente rígida esta zona. Caja de pedalier clásico de 73mm con rosca inglesa, nada de excentricidades del tipo PresFitt o BB30, que no creo que aporte ningún valor añadido. Tubos ovalizados con secciones variables para dar rigidez en zonas críticas, como dirección, pedalier, frenos trasero, etc… La altura del pedalier es perfecta, ya que es lo suficientemente bajo para tener un buen rendimiento pedaleador, y la altura perfecta para no ir chocando con las piedras y demás obstáculos que nos lleguen por debajo.
En resumen, las 29” han llegado para quedarse, y realmente tiene ciertos beneficios sobre las 26” y los inconvenientes cada vez son menores. Si la pruebas, no te dejará indiferente.

 
 
CARACTERISTICAS
Cuadro Big Nine EG TFS-D
Color White [Black/Red]
Tallas 15-17-19-21-23""
Horquilla Manitou 29 Tower Expert 100 Remote
Desviador Shimano SLX
Cambio Shimano Deore XT-10 Velocidades 30
Mandos de cambio Shimano SLX Rapidfire
Manetas de freno attached
Frenos Shimano M446 180
Bielas Shimano M552-10 42-32-24
Eje de pedalier attached
Cadena KMC X10 10s
Bujes Shimano M435 Cen
Llantas Big Nine Pro D
Casette Shimano CS-HG62-10 11-36
Radios Black stainless
Cubiertas Schwalbe 29 Rapid Rob PP 2.25 Wire
Manillar Merida Pro OS 660 Flat
Potencia Merida Pro OS
Direccion BB-410
Tija de sillín Merida Pro 2 27.2
Sillín Merida Pro
Pedales XC Alloy

Autor: Iñaki Tabernero Ferrer
Share this article :