QUECHUA TRAIL 10



Uno de los handicaps que tenemos los bikers que siempre vamos con mochila de hidratacion, vamos el camelbak, es que estas se adaptan muy bien a las rutas medianas o grandes pero nos resultan voluminosas y pesadas para rutas o salidas de esas al sprint de un par de horas en las que con llevar algo de agua, una camara multiherramienta y poco mas es suficiente... Y resulta a vece scomplicado encontrar mochilas pequeñas y a la para economicas...

Para ese tipo de uso nos ha llamado la atencion desde hace tiempo esta Quechua Trail 10, mochila que no esta especificamente diseñada para el ciclismo sino para correr por la montaña, y esto se nota es su concepcion es ultraligera realizada en materiales muy finos sin apenas proteccion en la espalda, pero eso si ligera y nada pesada.

Esta mochila viene equipada con una bolsa de agua muy pequeña de un litro escaso de capacidad, lo cual limita su usao apra rutas largas, ademas presenta dos bolsillos laterales que nos envuelven la sujeccion ventral ideales para movil, llaves o similares, en la parte trasera tiene bolsillo del tamaño de la mochila donde podremos llevar las camara chubasquero o similar...  ademas de contar con una goma elastica exterior que nos servira para comprimir la mochila o sujetar cosas. Entre las curiosidades esta un silbato de supervivencia en la fijacion del pecho.

La version gris y negra tiene una combinacion de colores muy atractiva, estando tambien segun temporadas disponible  en color verde y gris. Una mochila ideal para salidas cortas,y ademas bastante ligera.

 
CARACTERISTICAS: 
Volumen 10 litros / 550 g.  
Facilidad de guardado Bolsillos: 2 en el cinturón, 1 grande detrás. Portabastones. Silbato integrado.
Bolsa de agua de 1 litro
Composición
tejido exterior: 100% PA revestido PU, interior: 100% PA revestido PU, relleno: 100% espuma polietileno.
Precio aprox 29 eur

Consejo de mantenimiento:
para que los tejidos conserven sus propiedades (especialmente la impermeabilidad) se recomienda no lavarlos a máquina, no utilizar la secadora, no lavarlos en seco ni utilizar lejía. Tampoco hay que plancharlos. Para la limpieza manual de la mochila se aconseja utilizar agua templada jabonosa con un cepillo. Después de algunos años se puede reimpermeabilizar con un spray específico.


Share this article :