Home » , , , » IAGO GARAY EN LA MEGAVALANCHE ISLA REUNION, Pedaleando en el Paraíso.

IAGO GARAY EN LA MEGAVALANCHE ISLA REUNION, Pedaleando en el Paraíso.

Esta semana pasada tuve la suerte de poder escapar del frío invierno alemán para disfrutar de una semana montando por una de las islas Francesas del océano índico, Isla Reunión. Es una pequeña isla de origen volcánico cerca de Madagascar. La verdad es que cuando decidí ir a La Megavalanche, no sabía mucho del sitio, por lo que en el vuelo de ida aproveché para ver un documental sobre la isla. Obviamente hay muchos franceses, pero por su localización hay mucha población asiática y sudafricana. Por eso cuando llegas a la isla parece que estés en un sitio muy turístico, pero de hecho lo más normal es que si no estas en las zonas donde suelen ir todos los turistas, la gente que ves vive en la isla. Es una isla con montañas muy altas, con mas de 3000 metros de altura y con uno de los volcanes más activos del Planeta.

Llegamos un domingo por la mañana, tras salir 25 horas antes de mi casa en Alemania con un frío helador, lo primero que te pasa al llegar al aeropuerto es un fuerte golpe de calor! Que se vio incrementado por mis pantalones largos y jersey. Ahí me dí cuenta que era novato en esto, cuando vi que todo el mundo iba directo al baño y salían con pantalones cortos y chanclas. Lo tengo apuntado para la próxima vez.

Al ser la isla tan montañosa, la mayoría de la circulación va por la costa por lo que siempre disfrutas de unas vistas preciosas del océano índico. Según llegamos al hotel y tras montar y dejar lista mi bici, me fui directo a la playa. Teniendo el chip en la cabeza de que estaba en invierno y que estábamos en el océano me metí en el agua esperando que fuese a estar helada, y para mi sorpresa estaba bastante caliente, como si fuera una piscina del sur de España a mediados de agosto, así que imaginaros como  estaba la piscina del hotel jejeje. Uno de los mayores atractivos de la isla se encuentra bajo agua, y es que rodeando toda la isla hay una gran barrera de coral, poblada por numerosos peces, entre ellos unos un poco grandes a los que llaman tiburones. Si, tiburones, yo que pensaba que solo estaban en las películas, gracias a dios no vi ninguno en mi viaje.
 


El Lunes desgraciadamente, tuvimos tormentón tropical todo el día así que traté de descansar bien para recuperarme del viaje y aprovechar para dar una vuelta por la zona.
El martes me acerqué a ver el ultimo tramo de la clasificatoria, que acababa cerca del hotel. Me lo tomé con calma ya que quería aclimatarme al calor, asíque era mejor no forzar mucho.
Por la tarde un bañito en la playa y a tomar un helado a la ciudad con Jerome Clementz y unos cuantos franceses más. Disfrutamos del helado mientras veíamos la puesta de sol. Para acabar el día torneo de Volley playa con algunos de los mejores riders del mundo, Clementz, Absalon, Lau, Remi Thirion, G. Wildhaber…
A la mañana siguiente me propusieron ir a hacer una sesión de fotos y video en el Volcán activo de la isla, para pillar la buena luz e intentar evitar las nubes que aparecían a media mañana siempre, nos levantamos a las 4 de la mañana para salir en dirección al volcán. Tras 2 horas de coche por un puerto con muchas curvas… de repente llegamos a una explanada, toda cubierta por la niebla, entre la que se podía ver como de repente toda la vegetación había desaparecido. Solo roca roja, por todas partes, parecía que hubiésemos aparecido en Marte! Para cuando llegamos a nuestro destino la niebla se había hecho muy espesa, por lo que muy a nuestro pesar tuvimos que cancelar la sesión y volver al hotel. Dormimos un poco y de nuevo a la bici! Nos fuimos a reconocer el circuito de la final.

Al ser una montaña tan alta, más de 2200 metros, el circuito va pasando por una gran variedad de paisajes y tipos de terrenos. Empezando por una zona de enormes losas volcánicas con muy poca vegetación para entrar en un bosque muy frondoso de árboles bajos y todo lleno de musgo debido a la alta humedad. De ahí pasaba  a una zona de prados muy extensos y acababa en una zona más bien árida con roca suelta y mucho polvo. Las lluvias del lunes habían dejado todo el circuito totalmente embarrado, exceptuando la parte final, por lo que toda la zona del bosque llena de raíces se volvió realmente difícil.

El jueves empezaron los entrenamientos oficiales, con el reconocimiento del circuito de la final. La lluvia había seguido haciendo de las suyas, por lo que el terreno seguía bastante embarrado y resbaladizo, aun así, la primera parte estaba muy divertida y disfruté muchisimo.

 El viernes reconocíamos el circuito de la clasificatoria. Este año como novedad, la clasificatoria sería en formato enduro, por tramos, pero con una pequeña modificación, la salida se daría de 4 en 4, convirtiéndolo en mini avalanchas. El primer tramo de la clasificatoria coincidía con la primera parte de la final, pero lo peliagudo venía en el 2º tramo. Alrededor de 15 minutos por un río de barro de 10 centímetros!! Probablemente las peores condiciones de barro que había visto en mucho tiempo. De ahí dejábamos atrás el bosque y llegábamos a la zona de praderas, por donde transcurría la tercera especial, toda ella por un camino que hacía muchos zig zags y en el que se alcazaba Por último utilizábamos una pista permanente de descenso que salía del circuito de golf  y acababa a escasos metros de la playa.

Para acabar bien el entrenamiento, decidí tomarme una buena hamburguesa en el puerto y disfrutar del mar! Por la tarde, para no perder las buenas costumbres, siestecita, playa y torneo de volley playa para finalizar un buen día.
Llegó el día de la clasificatoria, Sábado por la mañana, las lluvias de la noche hacen que se tenga que cancelar la primera especial del enduro, ya que toda la zona de losas volcánicas estaba muy peligrosa. Por lo que comenzamos directamente en el 2º tramo. Las salidas eran en grupos de cuatro, y yo con el número 7 tenía un grupo bastante fuerte, compartía salida con Fracois Bailly Maitre, Nicolas Quere y Gusti Wildhaber. Decidimos hacer estrategia de equipo y repartirnos las cargas entre los fuertes de cada corredor, tomando relevos en las zonas de pedaleo e intentando mantener un buen ritmo. Desgraciadamente para mi, el 2º tramo no se me dio demasiado bien, empezando con que me equivoqué en uno de los cruces y tuve que dar la vuelta, seguido de unas 10 caídas a causa del barro que me hicieron sentirme como si fuera la primera vez que montaba en bici, frustrándome mucho y dejándome el tobillo algo tocado y llevándome un buen golpe en la cabeza. Pensé en tomarme con más calma el resto del enduro, pero una vez que daban la salida, la adrenalina me podía y acababa dándolo todo para no despegarme del grupo. Gracias a eso conseguí recuperar posiciones y acabé el enduro en 18ª posición, consiguiendo una posición en la primera línea de salida!

Cuando llegué al hotel me encontré con Cedric Gracia, que acababa de volver del hospital, debido a una caída que sufrió en los entrenamientos a principios de semana. Me estuvo contando como se desarrollo toda la evacuación y la verdad es que da gusto ver como se toma las cosas, que alguien consiga hacerte reir mientras te cuenta como ha estado a punto de morir. También me dijo que lo tenía todo grabado con la cámara, asíque es posible que lo podamos ver todos en primera persona.

Por la tarde me aseguré de que la Bronson estuviese lista para el gran día, me preparé una buena cena en mi bungalow y me fui a la cama pronto que al día siguiente tocaba madrugar bastante.

Las predicciones decían que tendríamos sol para el domingo, pero una vez más se equivocaron. Cuando llegamos a la salida nos encontramos con una densa niebla, mucha humedad y como no, el terreno embarrado. Prometía otra dura bajada por Isla Reunion. Sabiendo como estaban las condiciones del terreno lo que no quería era repetir la situación de el día anterior, por lo que mi primer objetivo era llegar abajo sin caídas y mucho menos lesiones, que me fastidiasen el principio de la temporada.


Nada más salir hubo una caída entre los primeros, que logré esquivar pero hizo que perdiese bastantes posiciones. La primera parte era la más técnica, y donde podía obtener mayor ventaja. Por ello intenté aprovecharme y empecé a pasar gente. La niebla y la humedad hacían muy difícil poder ver bien, las gafas se me empañaban mucho y lo veía todo borroso, combinado con la oscuridad de los frondosos bosques de la Reunión y el barro del circuito hicieron algo estresante la bajada, y me acabaron pasando factura, dejándome las manos muy cansadas, hasta el punto que me dolían, y eso que sólo llevábamos 20 minutos y quedaban otros 3 por delante. Por el camino había ido pasando a gente del grupo de adelante que se había quedado fuera de carrera por pinchazos o caídas.
Para el final de la zona técnica calculo que iba 7º u 8º pero entonces ahí fue cuando el arriesgar en la primera parte y las caídas del día anterior decidieron entrar en acción. Tuve un par de sustos y me acorde de mi objetivo, quería evitar una caída, por lo que decidí aflojar un poco. La gente que había adelantado en las zonas técnicas me empezó a adelantar en las zonas de pedaleo. Finalmente llegué a la zona de meta, tras muchos dolores, acabando en 21ª posición.

No es el resultado que esperaba, pero aún así ha sido una de las carreras de las que más he aprendido de todo el año. A no arriesgar tanto en las clasificatorias y dosificar un poco más, especialmente en avalanchas de 1 hora!Acabo muy contento, ya que logré mi objetivo de acabar, más o menos sano la carrera y sabiendo que ha sido una semana muy buena de entrenamiento de cara a la dura pretemporada que me espera en el frío invierno de Alemania.

Share this article :