Home » , » Luciérnagas en Triano

Luciérnagas en Triano

Con una prueba innovadora en Bizkaia, el Club BTT Volcán de Barakaldo logró un éxito rotundo con la “I marcha nocturna Vulcana de Barakaldo”. Completados los 200 dorsales habilitados, los días previos a la marcha la organización se vio obligada a comunicar la imposibilidad de aceptar más inscripciones en esta primera edición.

Eran las siete y media de la tarde cuando los últimos rayos de sol se escondieron entre los montes que rodean el polideportivo de Gorostiza. Al ritmo de la música electrónica más actual, la organización ultimaba detalles mientras recibía con gran ilusión a los primeros ciclistas. Tras recoger su dorsal y con el olor a carbón de la tan mencionada barbacoa, los participantes calentaban por los senderos limítrofes, mientras que desde la megafonía se recordaban las normas a seguir durante el transcurso de la marcha.

Con diez minutos de retraso producidos por un apagón de luz y la acumulación de ciclistas que habían acudido a recoger su dorsal a última hora, los 200 participantes encendieron todas sus luces para realizar una foto de familia. Iluminados por una cegadora claridad que parecía que el sol había vuelto a salir, y bajo los acordes de los grandes espectáculos norteamericanos, el ciclista profesional del conjunto Sky David López, junto al ex ciclista y principal patrocinador de la marcha Juan Tomás Martínez, hicieron el protocolario corte de cinta.

A partir de ahí, y tras completar un pequeño recorrido por los barrios de Gorostiza y Retuerto, la marcha cruzaría los antiguos almacenes de la cooperativa para iniciar su perfil ascendente. Cruzando los túneles del olvidado ferrocarril minero de Orconera, el circuito intercalaría tramos de “bidegorri” y tramos de barro con socavones encharcados. Pasando por debajo del viaducto de la Supersur, la marcha enlazaría amplias pero exigentes pistas durante toda la ascensión, cruzando en varias ocasiones la carretera. Cabe destacar que la totalidad de estas intersecciones estaban correctamente cortadas por miembros de la organización y que durante toda la subida la señalización del circuito se leía perfectamente.

Bajo la imponente antena repetidora que corona el monte Argalario, un apetecible avituallamiento nos repuso fuerzas para afrontar la segunda mitad de la prueba. Después de detenernos a disfrutar de las espectaculares vistas nocturnas de toda Bizkaia, encararíamos el descenso por el núcleo de los montes de Triano. Con un técnico y espectacular descenso en el que alguno hasta perdió la cadena, una seguida de exigentes bajadas y repechos nos guiarían por los pequeños barrios mineros. Con una señalización no luminiscente, varios cruces nos sembraron la duda de haber tomado el camino correcto. A pesar ello, el descenso fue un auténtico disfrute, dejándonos unos fascinantes paisajes en el que las luces de los participantes bajando por los montes de Triano se asemejaban a una carretera de luciérnagas.

Mezclando terreno de pavés con amplios senderos, el recorrido nos llevaría hasta el barrio de El regato. Allí aclamados por el público cogeríamos la carretera que nos llevaría nuevamente al punto de inicio.

Una vez cruzada la línea de meta, una suculenta barbacoa a pleno rendimiento nos esperaba a los ciclistas que arribábamos a cuentagotas. Al son de grandes éxitos del rock, los participantes comentábamos los lances de carrera a la vez que felicitábamos a los voluntarios y miembros del Club BTT Volcán de Barakaldo por su buena organización. Y como no, mencionar el medio centenar de premios que Ciclos Junto donó a la carrera, logrando que gran parte de los allí presentes nos marcháramos a casa sintiéndonos afortunados.

A pesar de encontrar varios puntos negativos como la señalización no luminiscente o el escaso avituallamiento que los más rezagados del pelotón se encontraron, la esencia nocturna de la marcha, junto a las espectaculares vistas desde lo más alto hacen que esta prueba sea única. Además, el propio recorrido accesible para el ciclista medio, facilita la opción de que cada uno endurezca la prueba según su capacidad física.

Sin duda, esta primera edición ha dejado muy buen sabor de boca en los participantes, los cuales esperamos y deseamos que en 2016 se celebre la II Marcha Nocturna Vulcana de Barakalo.

Por Andoni Marcos


SIGUENOS:
Twitter Facebook Google+ vimeo instagram wikiloc RSS Feed Pinterest youtube

Share this article :