Home » » TOUR DE FRANCIA 2010 (ETAPAS 3 A 5)

TOUR DE FRANCIA 2010 (ETAPAS 3 A 5)

Etapa 3 - Wanze Arenberg Porte du Hainaut

Thor Hushovd, en varias ocasiones fracasó en el París-Roubaix, incluso en la última edición (terminó segundo). Esta vez, el comedor de pavés, ha recibido la recompensa, en una etapa que movió completamente la clasificación general. Sylvain Chavanel perdió la oportunidad de defender su camiseta amarilla, a causa de un doble pinchazo. Sobre todo, los pavés echaron del Tour a Frank Schleck. En cuanto a Alberto Contador, él pierde también algunos puntos, sobre un grupo en el que se encontraban Andy Schleck y Cadel Evans. Lance Armstrong, quien también sufrió un pinchazo, pasó la línea final con un retraso más importante y se encuentra a 2’30’’ de Cancellara.

Hesjedal lanza el movimiento

El rápido ritmo del comienzo de la etapa, hace que los primeros atacantes regresen a las filas. Pero en el km8, Ryder Hesjedal (GRM), acelera con insistencia, seguido de otros dos corredores. Poco tiempo después, es un grupo de ocho ambiciosos atacantes que se escapa: Cummings (SKY), Hesjedal (GRM), Brutt (KAT), Kluge (MRM), Rolland (BTL), Erviti (GCE) y Augé (COF).

Los compañeros de equpo de Sylvain Chavanel le imponen al pelotón un ritmo lo suficientemente rápido para guardar el grupo bajo control. La ventaja máxima que los escapados logran en el km 48 es de 4’50’’.Quick Step como en abrilLos corredores de Quick Step se encargan de marcar la velocidad, gracias a la experiencia que tienen en los metros que preceden los pavés.

Pero los corredores de RadioShack se precipitan también hacia adelante, al igual que los Saxo Bank y Liquigas. La sanción del cronómetro se impone y los escapados pasan el primer pavé con una ventaja de 2’. Una vez pasados los primeros pavés, la persecución se suaviza un poco, la ventaja vuelve a subir a 2’50’’ y, de nuevo, los sectores que esperan al pelotón le dan energía. La guerra por estar bien ubicados se da a la entrada del sector de Hollain, y los escapados vuelven a perder la ventaja, y se ubican a 1’20’’. Se presentan los primeros accidentes y Cunego es uno de los primeros en caerse sobre los pavés.Caída y abandono por S. Schlexk

Pero lo más duro aún está pendiente, y los favoritos viven verdaderas dificultades en el sector de Sars-et-Rosières. Es ahí donde se acaba la carrera para Frank Schleck, quien después de caer no vuelve a subir sobre su bici. Y es también en este pasaje complicado que Fabian Cancellara lanza una ofensiva en nombre de su líder, Andy Schlek. Alrededor de ellos se forma un grupo, con Cadel Evans, Thor Hushovd y Geraint Thomas. Los cinco persiguen a Ryder Hesjedal, el único en haberse mantenido en la punta de la carrera.

Doble pinchazo por ChavanelDetrás de ellos, la selección se da, en primer lugar, gracias a los “pedalazos”. Armstrong aguanta mejor que Contador, quien se encuentra en un tercer grupo. Pero en los pavés, los pinchazos también hacen parte del juego. El líder de RadioShack sufre uno en el sector de Wandignies e inmediatamente intenta superar su retraso. El líder de Astana no vivió un pinchazo. Sylvain Chavanel, al contrario, enfrentó dos, y de paso perdió la camiseta amarilla.El buen momento para Evans

En la punta de la carrera, la etapa se disputa a seis. Hesjedal fue alcanzado después del sector pavé de Haveluy. Thor Hushovd, que se había quedado detrás de sus rivales, logra una gran victoria en los doscientos últimos metros. A la hora de las cuentas, es Fabian Cancella, quien recupera la camiseta amarilla, con 29’’ de ventaja sobre Thomas, y a 39’’ de Cadel Evans, quien es uno de los beneficiados con este movimiento general. Contador baja al noveno puesto, a 1’40’’, y Armstrong se encuentra a 2’30’’ de Cancellara.

Etapa 4 - Cambrai Reims 153.5 km

En la ciudad donde se coronaba a los reyes de Francia, Alessandro Petacchi, gana un sprint final, al que todos los favoritos estaban invitados. Después de una victoria en Bruselas, a la que no le faltó pimiento pero si confrontación, el sprinter italiano se impuso con gran fuerza, en los últimos 250 metros. El fue guiado por el tren de su grupo, Lampre, mucho mejor ubicado y sincronizado que el de su rival, Mark Cavendish. A pesar de este segundo éxito, Petacchi, se queda atrás, en relación con Hushovd, noveno en la línea de llegada, pero conserva su camiseta verde.

Dimitri Champion decide acelerar desde el primer kilómetro de la carrera. Le siguen Francis De Greef (OLO), Nicolas Vogondy (BTL), Inaki Isasi (EUS) e Iban Mayoz (FOT). El peligro de una movilización de los equipos de sprinters no asusta a los atacantes, que progresan hasta lograr una diferencia de 3’50’’, en el km48. Sin embargo, los escapados no pueden despegar todo lo que desean. El grupo HTC-Columbia envía a trabajar adelante del grupo a uno de sus mejores, Kanstantin Sivtsov, que mantiene un ritmo que no deja dudas: el equipo americano busca una victoria para Mark Cavendish.El grupo de Cervélo en acciónEl equipo RadioShack se ubica en primer plano al interior del pelotón pero sin buscar una verdadera persecución. Los escapados sólo tienen un minuto de ventaja. La situación se degrada aún más, cuando el grupo de Cervélo se pone en acción, y después el HTC-Columbia, en los últimos 30 kilómetros. A 20 kilómetros de la línea, los cinco en punta solo tienen 35’’ de ventaja, y pocas esperanzas de resistir al alcance del pelotón.Petacchi se lanzaSin ninguna sorpresa, la diferencia disminuye cuando la ciudad de Reims está cerca, y en el km 5 hay 5’’ de diferencia. Champion y los otros cuatro son reintegrados en los últimos tres kilómetros, por un pelotón que prepara una pelea en la última línea recta.

Después del tren de HTC-Columbia, los corredores de Lampre ocupan el terreno bajo la Llama Roja, para darle espacio a Alessandro Petacchi. El sprinter italiano se lanza en los últimos 250 kilómetros de la línea, y logra una prolongada aceleración que deja plantados a Cavendish y a Hushovd. En la línea, Petacchi también sobrepasa a Julian Dean y a Edvald Boasson Hagen.

Etapa 5 - Épernay Montargis 187.5 km

En lo que los ciclistas del Tour consideran una etapa de transición, el inglés Mark cavendish (HTC-Columbia) logró llevarse su primera etapa en lo que va de este Tour. Después de varios intentos y de las conocidas polémicas sobre su manera de preparar los últimos tramos de una etapa con llegada masiva, el “Cav” ha ganado de la manera más limpia su 11ava etapa dejando sin la más mínima opción a los tres escapados del día Jurgen Van de Walle (QST), Julien El Farès (COF) y José Iván Gutiérrez (GCE), el último en entregar las armas, a 3 km de la meta.

Un trío ambiciosoVan de Walle (QST), Gutiérrez (GCE) y El Farès buscan la suerte del día, atacando desde el kilómetro 6. Este coctel de 3 naciones representadas construye, poco a poco, una ventaja que llega a 3’50’’ en el km 15. El belga, el español y el francés siguen su esfuerzo y, sin que mueva el pelotón, obtienen un colchón de 6’50’’ en el km 36, al pasar la cuesta de Mécringues. Gutiérrez, antigüo campeón de España de la contrarreloj , se convierte en el líder virtual del Tour. En una etapa prometida a los sprinters la ventaja no tarda en disminuir. El trío, a pesar del trabajo constante de Van de Walle, sólo cuenta con 4’05’’ en el km 77.El pelotón en su papel

Como era de suponerse, al acercarse la meta, el pelotón cambió de actitud y, sin apretar mucho, logró, poco a poco, rebajar la ventaja que habían logrado los 3 hombres. Primero trabajaron los HTC-Columbia y los Saxo Bank, antes que los Lampre decidieran, una vez pasado el tercer y último sprint intermedio de Ville Saint-Jacques, intersarse al final de la etapa pensando en su líder Alessandro Petacchi. Los Liquigas de Quinzatio vinieron también a mostrar la determinación de los equipos de sprinters y en Nemours, en el km 144, la ventaja del trío sólo era de 1’40’’. La cercanía de la línea también atrae a los corredores de Cervélo, y Hushovd por tener una camiseta que defender. Diez kilómetros después, la situación se complica aún más, para Gutiérrez (GCE), El Farès (COF) y Van de Walle (QST), que insisten con 1’20’’.La 11ava por el 111A 6,5 km de la llegada, cuando la diferencia es de tan solo 25’’, José Iván Gutiérrez, apuesta sobre sus talentos de buen rodador y abandona a sus dos compañeros y se lanza para intentar acabar en solitario. Pero es alcanzado a menos de 4kms de línea final, por un pelotón que prerapara un sprint masivo, como se debe. A 3 kms de la llegada, el tren Garmin toma las riendas para conducir a Tyler Farrar. Pero en la última línea recta, Mark Cavendish reencuentra la aceleración que lo hizo famoso. Gana con una ventaja de un metro sobre Ciolek, su 11ava victoria en el Tour de France.

Share this article :