Home » , , » ExtremSierras 2011 – Mataglobbers Edition.

ExtremSierras 2011 – Mataglobbers Edition.


Hace algo mas de mes y medio, un domingo después de una ruta por la sierra de Sanchotello, a Rafa y a mi se nos ocurrió hacer algo especial, intentar hacer en una sola ruta un conglomerado con lo mejor de las rutas locales, con las subidas mas imposibles y las bajadas mas tenebrosas, así que mientras tomábamos unos tintos de verano entre partido y partido de frontón, empezamos a urdir el plan. La idea era juntarnos unos cuantos amigos y hacer una rutita larga, variada, y con todo tipo de terrenos para que todos disfrutasen, y de postre, una comilona en el bar de Peromingo, como premio a los que terminaran la ruta.

De esta primera idea, surgió el nombre, “La Mataglobbers”.
Al día siguiente, tirando de tramos de ruta que ya habíamos grabado previamente, algo de google maps, y un poco de imaginación, empezamos a dibujar la ruta. Esto pinta bien. Mas o menos 55 Km., con 1500 m de desnivel positivo, y lo mas importante, con 5 bajadas de todo tipo, técnicas, rápidas, disfrutonas y largas. La maquinaria se pone en marcha, esto ya no hay quien lo pare. Después de las primeras conclusiones sobre la ruta entre Rafa y yo, decidimos hacerlo público e invitar a nuestros amigos a disfrutar de nuestra zona y de la ruta, y gracias a la tecnología y las redes sociales, en una hora empezamos a recibir las contestaciones de los invitados.
Esto ya no tiene marcha atrás.

Datos de la ruta
Distancia: 52,46 kilometros
Altura: 694 meters, max: 1.162 metros
Ascension acumulada: 1.236 metros,
Descenso acumulado: 1.238 metros
Lugar Peromingo, Salamanca,
Date:  19 Junio 2011
Ruta circular
Descargar track


Dos semanas antes de la ruta, decidimos hacer una jornada de expedición para verificar que todas las piedras estén en su sitio y no se hayan movido. En la trialera de Valdefuentes, empieza a entrarme el miedo de imaginarme a 30 tíos bajando por ahí…así que “limpiamos” algo la zona de piedra suelta, y cruzando los dedos para que no pase nada cuando pasemos todos por allí. La bajada de la Calzada a Los Molinos está de dulce, y se puede bajar mucho mas rápido de lo que dice el sentido común, así que bajamos a muerte. Subimos de nuevo a la Calzada, y desde allí a Navalmoral, y hacemos la que será la tercera bajada de la ruta, donde Rafa tiene una parcelita y una piedra con su nombre, y casi la saluda de nuevo. Volvemos a Peromingo y yo pienso para mí que “nos van a matar los globeros después de esta ruta”, pero ya no hay nada que hacer.


Dia D, Hora H…o casí
Ya estamos todos listos, a la hora estipulada, bueno, todos no, algunos han tenido “problemillas varios”, y salimos casi una hora después de lo previsto. Viene gente de Salamanca y de Madrid y algunos locales de la zona. Hace ya un calor importante, y pienso “nos vamos a cagar”, pero nos ponemos en marcha a buen ritmo. Los primeros kilómetros en llano se hacen a buen ritmo, sin problemas, y la subida a Valdefuentes se hace sin problemas, salvo un pinchazo en el tramo final que hace que esperemos al inicio de la trialera unos 10 minutillos. Estoy nervioso, vamos a bajar la parte mas complicada de la ruta, así que decido tirar yo el primero para “marcar” el camino a seguir, pero J@se se adelanta para hacernos unos retratos. Le damos unos minutos de ventaja y despegamos. Me encuentro pletórico, y los primeros metros los hago a velocidad absurda, tanto que tengo que frenar por que la gente no viene. Entramos en la zona técnica, marco la trazada buena, pero hay demasiada gente, y un frenazo significa que el de atrás hecha pie a tierra, y al final, se monta el atasco. La gente baja andando, y recibo alguna mirada inquisitoria. Se escuchan voces que dicen “¿Quien es el loco que baja por aquí?..miro para otro lado…


El resto de la bajada se hace sin mas problemas, alguna caidilla que otra sin importancia, pero todos llegamos al punto de reunión enteros.
Nos quedan algunos kilómetros de llaneo hasta Calzada de Bejar, donde nos espera una fuente con un chorro de agua buenísimo, y por supuesto, otra bajada. Esta es más sencilla pero mucho más rápida que la anterior…y hay de todo, alguna caída, alguno que baja por encima de sus posibilidades, pero nada importante. Vamos bien. Subimos de vuelta a la Calzada, repostaje rápido en la fuente, y para arriba hasta Navalmoral por carretera. Son 5 Km. que se hacen largos, debidos a la pendiente, al asfalto y al calor que va haciendo.


Son las 10:45 y vamos mejor de hora de lo que pensaba. Llegamos a Navalmoral, y sin descanso, a bajar de nuevo. Tercera bajada de la mañana, tramo súper rápido y divertido, con un par de pinchazos, otras tantas caídas, pero estamos todos bien. Llaneamos hasta la carretera para subir de nuevo a Navalmoral por la carretera de Bejar. En este punto, alguno ya va con las fuerzas justitas, o van justos de tiempo, y al llegar a Navalmoral, enfilan hasta Peromingo. Los que seguimos, subimos por carretera un kilómetro mas hasta el camino que sube a Fuentebuena.
Los kilómetros, el calor y la pendiente empiezan a hace mella, y ese tramo de camino se hace prácticamente entero caminando, menos mal que el tramo no pasa del kilómetro. Hacemos parada en la fuente para reponer agua y comer un poco. Ahora empieza lo más duro de la ruta.


Después de unos minutos de descanso, salimos dirección Valdesangil por el camino, pero en el cruce, giramos a la izquierda para coger la subida a Piquitos. 2 kilómetros con un desnivel medio del 18%, piedras y un sol de justicia hace que hagamos prácticamente a pie toda la subida, y coronemos el puerto con bastante cansancio. Descansamos un rato y esperamos a los rezagados, que tardan en llegar un poco mas de lo normal ( se estaban alimentando con unos bocatas de panceta de la zona).
Desde lo alto del puerto, vemos todo el valle desde lo alto, y después de algunas fotos, empezamos a descender hasta coger la pista que sale a la derecha, en mitad del bosque de Sanchotello. La pista comienza con una subida de unos 100 metros, que pica, pero que se supera sin problemas, eso si, 300 metros después, tenemos la pendiente mas dura de toda la ruta, con un tramo del 27% de desnivel, mas piedras sueltas y calor sofocante. Este tramo se hace muuuy largo, pero lo superamos sin problemas. Comienza un suave descenso hasta la parte alta de Sanchotello, donde hacemos reunificación de nuevo.


Empieza un singletrack a media montaña que nos tiene que llevar hasta el camino se subida a Fresnedoso, pero desde Septiembre del año pasado no pasábamos por allí, y la vegetación a devorado el camino, que no se ve, y hace que parezca que estamos en mitad de una selva. El calor es ya sofocante, son ya las 13:30 y el sol está en pleno apogeo. Como podemos, llegamos hasta Fresnedoso, llevamos 40 Km., y las fuerzas están ya muy muy justas.


En este punto hay tres alternativas, o bajar directamente a Peromingo, o subir a la Fuente del Cántaro, en el puerto de Vallejera por dos subidas: o carretera o pistón infernal. Se forman 3 grupos y cada uno toma un destino.
Los que bajamos de vuelta, hacemos el camino dirección a Sanchotello a alta velocidad, el camino está algo peligrosillo por la tierra suelta, pero las ganas de sentarnos a comer y tomar una cerveza hace que vayamos muy rápido. Pasamos debajo de la vía del tren, y enfilamos el tramo sombrío hasta Sanchotello. Cruzamos la carretera y seguimos bajando, por la parte trialera, a velocidad infinita hasta el camino Real, donde hay que hacer una espera por algún compañero que se ha caído en este tramo. 3 kilómetros de llaneo y llegamos a Peromingo, donde nos espera bebida y comida sin limites.
Por supuesto, el año que viene, más…

Autor: Ignacio Tabernero Ferrer


>



Share this article :