NOCTURNAS INVERNALES

Con la llegada del inviernos con sus dias cortos, frios y humedos, si queremos seguir haciendo salidas en bicicleta entre semana no nos queda otro remedio que tirar de luces y abrigarnos para realizar las nocturnas invernales. A un estraño a nuestro deporte le puede parecer imposible disfrutar de una ruta se noche y en condiciones frias, sin embargo no es asi estas rutas son divertidas
y espectaculares.

La perdida en parte del sentido de la vista aun mitigada por los focos, hace que se incrementen otros como el oido, o el olfato, escucharemos sonidos extraños percibiremos olores nuevos, sensaciones que en otras condiciones no percibiriamos.


Otra sensacion nueva e impactante es la sensaccion de miedo que nos provoca la oscuridad, veremos forma estrañas, muchas veces nos pareceran siluetas humanas, escucharemos ruidos raros tras nosotros normalmente provocados por pequeños animales, que nos harán mejorar nuestro autocontrol, para no entrara en panico y salir corriendo desaforadamente, sobre todo en ese momento que hay en toda ruta nocturna en  que nos quedamos algo rezagados y solos, muchas veces nos asustaremos seran sensaciones extremas sobre todo si vamos solos.

La desorientación que provoca la perdida en parte del sentido de la vista hará que seamos capaces de perdernos en nuestra ruta habitual de entreno es sencillamente espectacular contemplar como cambian los caminos del dia a la noche, inclusos los caminos mas conocidos se nos revelaran como nuevos senderos. Nos pasaremos caminos conocidos porque no los vemos. En la noche al contrario que en el dia la naturaleza esta llena de animales que realizan en medio de la oscuridad su vida habitual.

No todo es facil hay que decir que montar de noche requiere una serie de precauciones, al estar privados del sentido de la vista no podremos calcular distancias y profundidades razon por la que no es conveniente usar senderos excesivamente trialeros en nuestras rutas nocturas decantandonos mas por pistas y senderos mas facilones, de lo contrario podriamos caer con facilidad.


Las nocturnas invernales tienen un aire de libertad que nos otorga la noche al contario de si salieramos por la mañana o al medio dia que en caso de tener algun problema no llegariamos a cumplir con nuestras obligaciones, la noches es libre, podremos llegar antes o despues dependiendo de nuestras fuerzas, la noches siempre es joven, en la noche hay algo zen en la noche en la que todo fluye con facilidad en medio de la naturaleza y eso se trasmite a nuestras piernas y pedaladas.

Por otra parte el montar y entrenar de noche nos servira por un lado para aliviar y relajarnos de las tensiones laborales de todo el dia, asimismo conciliaremos mejor el sueño llegaremos literalmente muertos a casa y lo que es mejor, montar de noche es una inmejorable manera de ponernos en forma poco a poco salida a salida iremos poniendonos en forma y mejorando nuestro rendimiento lo cual redundara en una mejor forma fisica.

En cuanto a la ropa, deberamos ir abrigados como en un dia frio nublado del invierno, hay que tener en cuenta que al contario que en la mayoria de las rutas en las que la temperatura tiende a subir en estas rutas la temperatura ira bajando paulatinamente, tampoco debemos pasarnos en la cantidad de ropa de abrigo la justa y de buena calidad.

Nunca se deben hacer estas rutas nocturnas invernales solos, pues en caso de caida o cualquier otro problema nos arriesgamos a pasar la noche al raso hasta que alguien nos pueda proporcionar algo de ayuda o rescate, es imprescindible llevar el movil bien cargado por si necesitamos ayuda y siempre es conveniente llevar un chubasquero por si necesitaramos mantener el calor corporal en la espera de ayuda, aunque lo ideal seria una manta termica de las que traen los botiquines.

Recordar por ultimo que siempre debemos llevar las luces cargadas y las baterias comprobadas y si es posible una bateria de recambio, no olvidar la luz trasera, básica en la travesia de ida y vuelta a nuestra casa.


La luz a ser posible la llevaremos de buena calidad cuanta s calidad y potencia mejor veremos, hay una maxima en las nocturnas y es la de que el que baja mas rapido siempre es el que mejor luz lleva, aunque tampoco hay que olvidar que a mas potencia siempre es menor la duracion de la bateria, sin embargo no hay que obsesionarse con los lumens que de, por poner un ejemplo una bombilla de toda la vida de 60W equivaldria a unos 800 lumens, esta claro que siempre quereremos llevar cuanta más luz mejor, pero lo idela es llevar la justa ni mucha ni poca-

Otra cuestion importante es la de donde poner la luz lo habitual es el manillar, pero en el manillar al girar siempre habrá ángulos que no veamos, provocando sombras y una especie de efecto estroboscopico, la mejor opción es la cabeza, pues ahi, la luz del casco enfocara siempre a donde miremos a costa de estar expuesta a golpearse con las ramas de los arboles, y nos pesara mas la cabeza, nada como combinar ambos o probar a ver que es lo que mas nos gusta.

Si aun no has probado las nocturnas invernales aun estas a tiempo antes de la llegada de la primavera, ya sabes junta a la grupeta de amigos y lanzate a recorrer los caminos nocturnos.



Share this article :