Ultimas Noticias

ESTUDIO DE LA DGT SOBRE ACCIDENTES DE CICLISTAS EN CARRETERA

El presente trabajo se inicia en noviembre de 1993 sobre los accidentes de ciclistas en las carreteras de la Comunidad de Madrid, y continúa durante los años 1994 y 1995.

El objetivo que se persigue con estos estudios —siguiendo el modelo de investigación de algunos países miembros de la OECD y llevados a cabo por esta Dirección General de Tráfico— es hacer una aproximación multidisciplinar que permita identificar las causas y circunstancias que concurren en dichos accidentes. No se pretende hacer un estudio estadístico, sino desvelar aquellos mecanismos «menos claros», que están presentes en este tipo de accidentes.

La razón que justificó el inicio de este estudio fue el aumento que experimentó el número de ciclistas víctimas de accidente de tráfico a nivel estatal durante los años 1993 y 1994.

Siendo cada vez mayor el número de usuarios de este tipo de vehículos que resultan víctimas de accidentes, se intenta desentrañar las circunstancias que concurren en las colisiones con estos vehículos de modo que puedan adoptarse algunas medidas de seguridad tanto para los propios ciclistas como para los demás usuarios de la vía.

METODOLOGÍA
Los datos iniciales son tomados de la información que diariamente remiten los distintos destacamentos de la Guardia Civil de Tráfico a la Dirección de Programas de Investigación de Accidentes.

Posteriormente se contacta telefónicamente con cada uno de los destacamentos solicitando una ampliación de los datos que como mínimo son: A) Centro hospitalario donde se ingresó al ciclista, si ello fue necesario; B) Dirección y teléfono del mismo; y C) Sentido de la marcha de los vehículos implicados y descripción más amplia del accidente.

Se seleccionan los accidentes de ciclista en vía interurbana en la provincia de Madrid y sin víctimas mortales, dado que en estas circunstancias se hace muy dolorosa y difícil la colaboración.

En aquellos en los que se puede contactar con el ciclista se solicita su colaboración, tras exponerle las razones de este estudio. Se les garantiza la confidencialidad de los datos que pueden aportar en su relato y se acuerda un día y una hora para realizar una entrevista personal.

En la entrevista se les pide que relaten libremente lo que recuerden del accidente: antes, durante y después, para posteriormente recabarle algunos datos psico-sociológicos recogidos en un cuestionario elaborado a tal efecto.

Con posterioridad se hace una inspección sobre el terreno del lugar del accidente.

Con todos los datos obtenidos se establecen a modo de conclusiones las causas próximas y lejanas que contribuyeron al mismo.

RESULTADOS
Estudios realizados

Se realizaron 21 estudios en profundidad de ciclistas. La colaboración obtenida de éstos fue notablemente alta y muy buena; 7 de cada 10 ciclistas accedieron a colaborar con este estudio.

Día y hora de los accidentes

La mayoría de los accidentes se produjeron en viernes, sábado y domingo, y durante las horas de 7 a 15, representando más de la mitad de los estudios realizados (80%).

El día en el que más desplazamientos se producen es el domingo, a lo largo de todo el día, si bien hay una preferencia por la mañana.
Estos datos son coherentes con los motivos de desplazamiento verbalizados por los ciclistas, donde fundamentalmente la razón que aducen es entrenamiento (uso de la bicicleta con fines deportivos; ver tabla siguiente).

Datos personales y sociológicos de los ciclistas estudiados

No parece que en general haya una edad asociada especialmente al usuario de la bicicleta, aunque sí en cuanto al motivo de su uso, dándose su uso con fines deportivos dentro de un amplio abanico de edades que va desde los 18 a los 60 años.

Se introdujo la variable «titular de permiso de conducción», por estimar que era un indicador del conocimiento de las normas de circulación, y se obtuvo que un 70% si lo tenían.

Para evaluar el grado de experiencia en la utilización de la bicicleta se computó el número de kilómetros que anualmente recorrieron los ciclistas de los casos estudiados, y se obtuvo que la mayoría (62%) recorre más de 3.000 km al año.

Se detectó asimismo que un 48% de los casos estudiados habían tenido al menos otro accidente de tráfico. Porcentaje relativamente alto y que podría ser indicador de cierta proclividad a la accidentalidad.

Dinámica del accidente

A partir de la dinámica de la colisión entre el ciclista y el otro vehículo, parecen asociarse algunos tipos de lesiones que determinan en gran medida algunos de los síntomas postraumáticos tales como el recuerdo o no del accidente.

La mayoría de los accidentes fueron colisión lateral y por alcance (30%), y se produjeron del siguiente modo:

1. Colisión lateral:

El ciclista se desplaza por una vía principal y cuando atraviesa un carril de deceleración se cruza con otro vehículo que intenta acceder a aquél. Se produce el difícil ajuste de velocidad, espacio y tiempo entre los dos vehículos, produciéndose la colisión. Las lesiones más frecuentes son traumatismos y fracturas de los miembros inferiores. El número de ciclistas que recuerdan el accidente es igual al de aquellos otros que sufren una amnesia total.

2. Colisión por alcance:

Se produce en dos situaciones:

un turismo adelanta a otro que le precede. Cuando se incorpora al carril inicial, tras el adelantamiento, se encuentra con un ciclista que le precede y de nuevo se produce el difícil ajuste de distancias, tiempo y velocidad de ambos vehículos. El ciclista permanecía oculto para el conductor que realiza la maniobra de adelantamiento.
un turismo inicia una incorporación a una vía principal, procedente de otra secundaria. En esta maniobra atiende y evalúa la velocidad y el espacio de los vehículos que vienen por su lado izquierdo, hace un cálculo de velocidad promedio para incorporarse a la vía; al hacerlo se encuentra súbitamente con un ciclista, que precediéndole en su marcha circulaba por la vía en su margen derecho. De nuevo se da el difícil ajuste para ambos vehículos.
En las colisiones por alcance, las lesiones más frecuentes son traumatismos craneales.

En el 60% de los casos estudiados se detectaron síntomas de estrés postraumático tales como trastornos del sueño, depresión con crisis de llanto, tristeza, ideas de muerte, desinterés por todo lo que le rodea y otros sentimientos tales como «irrealidad», «extrañamiento» y desorientación.

Contribución de cada uno de los factores en la producción del accidente

Del total de los factores que contribuyeron al accidente, en el 50% corresponden a la actuación del conductor del turismo. El 25% de los factores fueron relativos a la actuación del propio ciclista.

La vía y el medio contribuyen en una menor proporción, siempre que se obvie la difícil interacción que se produce en la vía entre vehículos con características tan diferentes como los de este estudio.

CONCLUSIONES
— De los ciclistas estudiados, el grupo más numeroso respondía al siguiente perfil: varón, casado, con algún hijo, mayor de 37 años, posee carné de conducir clase B1, conoce las normas de circulación. Utiliza la bicicleta con fines deportivos y recorre una media anual de 3.000 km o más. Circula generalmente solo y lo hace preferentemente durante la mañana de sábados y domingos. Utiliza la bicicleta desde hace varios años.

— Su nivel socioeconómico es medio y el cultural muy variable (desde bajo a alto).

— Sólo un caso de los ciclistas entrevistados hacía uso del casco valorándose muy positivamente la protección que le ofreció (traumatismo craneal).

— En casi la mitad de los casos han tenido otro accidente de circulación.

— En cuanto al perfil del conductor del vehículo de motor implicado en el accidente podría ser: varón, que conduce un turismo que conoce, suele ser de su propiedad, es mayor de 37 años y con suficiente experiencia como conductor (más de 8 años de antigüedad del permiso de conducción).


http://www.dgt.es


1 comentario:

  1. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar