Ultimas Noticias

CICLISTA DESAPARECIDO EN TRES CANTOS

FUENTE:ELMUNDO.ES

MADRID.- A las 9.00 de la mañana se han reanudado las labores de búsqueda de Francisco Quintana Calvo, el ciclista que desapareció el pasado jueves en Tres Cantos, según informaron fuentes de la Guardia Civil. Durante los últimos días han trabajado unas 150 personas y se han 'peinado' unas 6.000 hectáreas.
Las gestiones de la investigación corren a cargo de la Policía Judicial, mientras que el instituto armado ha puesto en marcha dispositivos del Seprona así como perros para inspeccionar la zona, indicaron fuentes de la Benemérita.

Por su parte, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid ha cesado sus labores, quedando a disposición de la Guardia Civil en caso de que ésta decidiera establecer un nuevo puesto de control.

También continúan con la búsqueda agentes de la Policía Local de Tres Cantos y varias ambulancias de Protección Civil de la localidad.

La portavoz de la familia de Francisco Quintana, que es la esposa del primo de la mujer del desaparecido, ha indicado que a esa hora también se pusieron en marcha familiares, amigos y vecinos, aunque resaltó que muchos de los que el domingo estaban rastreando la zona no pudieron incorporarse el lunes, ya que han tenido que acudir a sus puestos de trabajo, donde están a la espera de que les concedan unos días de vacaciones para continuar con la búsqueda.

Francisco Quintana Calvo, de 38 años, 1,70 metros de estatura, moreno y de complexión normal, desapareció el pasado jueves, día 15, después de que saliera con su bicicleta de montaña en sentido hacia el Soto de Viñuelas, una zona residencial del municipio de Tres Cantos de 1.100 hectáreas, superficie similar a la de la Casa de Campo.



Hallan el cadáver carbonizado de un hombre cerca del lugar donde desapareció un ciclista en Madrid Se han descubierto restos quemados de un 'maillot' Hay indicios que apuntan a que se trata de Francisco Quintana, desaparecido el pasado jueves

LUIS F. DURÁN (EL MUNDO)
Francisco Quintana. (Foto: EL MUNDO)

MADRID.- Una mujer descubrió el pasado domingo por la noche el cadáver carbonizado de un hombre de mediana edad en el paraje de Rascambre, cerca del circuito del Jarama, junto a la A-1, en el término municipal de San Agustín de Guadalix. Entre los restos se encontraron un 'maillot' y un 'culotte' chamuscados.
El hallazgo de este cuerpo sin vida se produjo no muy lejos del área que durante los últimos días se ha rastreado en busca del ciclista Francisco Quintana, informático de 38 años desaparecido desde el pasado jueves. Ese día salió de su casa de Tres Cantos en bicicleta de montaña para dar una vuelta de dos horas. No se le volvió a ver con vida.
El cadáver se encuentra completamente carbonizado y, por lo tanto, no ha podido ser identificado por los familiares del hombre desaparecido. Con todo, la Guardia Civil cuenta con suficientes indicios como para relacionar el macabro hallazgo con el deportista desaparecido: restos de 'maillot' quemado y material deportivo roto en la zona. Pero la prueba determinante para identificar el cuerpo calcinado será el análisis de su ADN. Los resultados definitivos se podrán conocer durante el día de hoy.
Lo que sí ha revelado la autopsia es la causa de la muerte del hombre. El cuerpo presenta un fuerte impacto en la cadera y en la zona abdominal. Los especialistas forenses se inclinan por la teoría de que el fallecido pudo sufrir un golpe provocado por un vehículo que lo atropelló. En el cuerpo no hay signos de arma de fuego o de heridas de arma blanca.
Queda ahora por determinar si el hombre murió como consecuencia del golpe o por las graves quemaduras que sufrió.
Investigación reservada
El presunto crimen está siendo investigado por los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil, que guardan con prudencia el resultado de sus pesquisas mientras no se confirme si corresponde al ciclista desaparecido. Si se verifica esa principal línea de investigación no se descarta la siguiente teoría: el deportista pudo ser atropellado por algún vehículo cuyo conductor decidió luego quemarlo y arrojarlo en el paraje de Rascambre.
También se ha confirmado que el cadáver no fue incendiado en el lugar donde se halló. Lo quemaron en otro sitio y lo trasladaron hasta el citado paraje dentro de algún vehículo.
La Guardia Civil peina ahora toda la zona en busca de más pruebas que arrojen luz a este extraño caso. Los agentes de la Policía Científica de la Comandancia de la Guardia Civil están realizando un minucioso rastreo por un amplio perímetro. Cualquier pista puede ser clave, incluso, para averiguar la marca del vehículo que se utilizó para llevar el cuerpo carbonizado. En la tarde de ayer no se había encontrado en la zona ninguna bicicleta ni objetos personales del ciclista desaparecido.
Fue la noche del pasado domingo cuando una mujer se topó con el cadáver y avisó rápidamente a la Guardia Civil. El hombre estaba irreconocible ya que tenía quemaduras por todo el cuerpo. Fue trasladado al Instituto Anatómico Forense. Ya en un principio saltaron todas las alarmas en la Guardia Civil, que, sin embargo, siguió buscando al desaparecido por El Pardo y Colmenar. Pero fue ayer cuando se confirmó que el muerto llevaba ropa ciclista y se empezó a relacionarlo con el desaparecido. Por eso, anoche los agentes de la Guardia Civil comunicaron sus pesquisas a la familia de Francisco Quintana. Sus parientes empiezan ya a asumir la tragedia.