Ultimas Noticias

La Sealight Camí de Llum cierra inscripciones con lista de espera y prepara una experiencia biker única



Calidad sobre cantidad. Disfrute sobre sufrimiento. Tranquilidad sobre estrés. La Sealight Camí de la Llum, patrocinada por la marca alemana de bicicletas Haibike, representa un concepto de prueba por etapas único. Una forma de descubrir territorio de primera mano. De adentrarse en un mundo de sensaciones más allá de la propia experiencia sobre la bicicleta. De conocer rincones únicos en un evento amigable y distendido. Poco más de 200 plazas estaban disponibles para esta cita dado que la premisa era clara: lograr un ambiente relajado y ofrecer un pack que va más allá de la bicicleta. Porque la Sealight Camí de Llum no solo se pedalea. Se siente, se palpa, se saborea y se huele. Es un regalo para los sentidos.
 
Los bikers han respondido a la llamada de la Sealight Camí de Llum y las inscripciones se cerraron con mucha antelación al llegar a su cupo máximo. Colliure y Cadaqués, punto de llegada y salida de las dos etapas que dan vida a este evento, se llenarán de bikers dispuestos a pasar un fin de semana inolvidable. Llevarán dorsal, pero nadie estará tenso en la línea de salida. Arrancarán juntos, pero no habrá prisas por llegar el primero. Aquí, más que nunca, es obligatorio disfrutar del camino.
 
La primera etapa, con 67 km de recorrido, llevará a los bikers de Collioure a Cadaqués, avanzando por el interior hasta el ecuador del día, cuando el mar se presentará como compañero de viaje para el resto de la jornada. Al día siguiente, se irá de Cadaqués a Collioure, en una etapa con el mismo kilometraje, pero en la que se rodará más tiempo a la orilla del mar Mediterráneo. Por medio, avituallamientos “gourmet” donde degustar los mejores productos locales, paradas en puntos de interés cultural y un paisaje que quedará grabado en la memoria de los participantes.
 
La Sealight Camí de Llum es un fiel reflejo del panorama biker actual y como tal ha visto crecer exponencialmente a los participantes que afrontarán este viaje sobre ebikes. En 2018 serán un 30% de ellos. Se trata de una prueba perfecta para este tipo de bicicletas, que permite acercar el contacto con la naturaleza a todo tipo de usuarios. En ella, no habrá problema alguno en la convivencia entre bicicletas tradicionales y ebikes.
 
Todos comparten un mismo objetivo: pasar dos días de diversión y desconexión. Los próximos 20 y 21 de Octubre la Costa Brava más auténtica será territorio biker.




 

No hay comentarios