Ultimas Noticias

Simon Vitzhum sorprende y Ramona Forchini completa el festival del jb Brunex Felt en el arranque de la Mediterranean Epic


La tercera edición de la Mediterranean Epic ha arrancado logrando lo que parecía imposible, mejorar la expectación creada en sus anteriores ediciones y dar un paso más en la internacionalización de la prueba. 32 países diferentes representados entre sus participantes y la parrilla de salida con más nivel en una carrera por etapas en Europa son dos de los hitos logrados en este 2020. La nómina de corredores de nivel es tan larga que escoger un favorito para la etapa o para la general se antojaba una tarea imposible. Además, la Mediterranean Epic ha conseguido reunir en una misma carrera a estrellas mundiales del bike-maraton y del cross country, algo que muy pocas veces es posible ver.

Sobre la etapa, los 62 km de etapa con salida y llegada en Oropesa del Mar estaban marcados por la dura ascensión inicial, una posterior subida tendida y, sobre todo, un largo y espectacular sendero de bajada que ha hecho las delicias tanto de los mejores bikers del planeta como de los cientos de corredores aficionados. Un terreno variado con tramos para todos los gustos, desde el asfalto a las pistas rápidas pasando por senderos de flow y los típicos senderos pedregosos que han convertido a esta región en un referente para el mejor mountain bike.

En el ámbito deportivo David Valero (MMR Factory Racing) partía como defensor del título y no ha defraudado. Conocedor del terreno, se ha situado en primera posición a la entrada de esa larga bajada que arrancaba en el kilómetro 12 de carrera y su empuje ha roto el grupo. En cabeza de carrera se han quedado el propio Valero, el francés Victor Koretzky (KMC Orbea) y el suizo Simon Vitzhum (jb Brunex Felt). Con más de media etapa por delante parecía complicado que pudiesen llegar destacados a meta, pero la colaboración entre todos les ha permitido mantener la diferencia y jugarse el triunfo de etapa en un emocionante sprint en el que Vitzhum ha superado a Valero y Koretzky, dando la sorpresa y pasando a ser el primer líder de la carrera. El numeroso grupo perseguidor, con buena parte de los favoritos, entraba a 53 segundos del vencedor del día.


“Es mi primera victoria en una carrera por etapas individual. Esperaba estar delante, pero nunca lo sabes hasta que no estás compitiendo. Nos hemos destacado al final de la primera subida larga y hemos hecho hueco en la siguiente bajada. Hemos trabajado juntos en los llanos y hemos podido mantener la diferencia hasta meta. Vengo a luchar por la general, es muy importante para mi por el ranking UCI” explicaba Simon Vitzhum.

Valero, a pesar de no ganar, se ha posicionado muy bien de cara a pelear por la general. “Estoy contento, venía con mucha incertidumbre después de la pretemporada. He tenido buenas sensaciones y estoy contento con el ritmo de hoy. Me estoy haciendo especialista en carreras por etapas. Me ha sorprendido el nivel de esta edición. En la primera subida ya se ha hecho selección. He visto que Simon Vitzhum estaba bien porque iba delante todo el rato. Hemos ido toda la carrera los tres juntos. Pensaba que nos cogería un grupo por detrás pero ha habido entendimiento.”


En la prueba femenina la batalla ha sido más individual y se ha resumido en un mano a mano entre Emily Batty (Trek Factory Racing) y la defensora del título, Ramona Forchini (jb Brunex Felt). La suiza ha marcado un intenso ritmo desde mitad de la prueba abriendo hueco para ganar en solitario con una ventaja de más de 5 minutos sobre la canadiense. Batty se mostraba muy contenta con el resultado teniendo en cuenta que esta es la segunda carrera por etapas que hace en su vida. Janika Loiv (Hawaii Express) ha completado el podio tras una gran remontada.

Ramona Forchini explicaba que “había planeado otra preparación y pensaba que no llegaba en la misma forma que el año pasado. En la subida quería estar delante para entrar primera en la bajada. Después éramos un grupo grande, pero he atacado en el primer avituallamiento y me he ido sola. Ha sido duro porque había zonas de rodar con viento, pero el recorrido era precioso. Ahora tendré que ir “full gas” todos los días.”


Mañana se afrontará la etapa con salida y llegada en la ciudad de Castellò. Una etapa cuya distancia, de sólo 56 km pero con 1.600 metros de desnivel acumulado y, sobre todo, con una sucesión de senderos de subida y bajada que la convierten en una etapa dura y exigente.

La jornada podrá seguirse en directo de nuevo desde el Facebook de la Mediterranean Epic.

No hay comentarios

http://mtbymas.com/o5hgz48ivzg2skmbs6aoc6e09ecspp.html