Ultimas Noticias

SENSACIONES RIGIDAS


FOTO: esquisito foromtb, Zapatillas en accion

Estas sensaciones son las que notamos los que habitualmente usamos bicis de doble suspensión cuando volvemos a una rígida, somos muchos los biker que al comprarnos una doble nos hemos quedado con nuestra antigua rígida para poder saborear de vez en cuando estas sensaciones.

No nos hacen falta extraños sensores ni sesudos estudios físicos, vamos a expresar las sensaciones vividas en una bici rígida tras mucho tiempo en una doble. Nuestros únicos jueces serán el cuenta y nuestras sensaciones.

Tampoco hacer el analisis definitivo sobre esta cuestion sino simplemente dar nuestar opinion y las sensaciones que hemos sentido.

Vamos a realizar un recorrido habitual por la Casa de Campo de Madrid, de unos 40 kilómetros, que normalmente lo hacemos con una bici doble. Casi todo el recorrido es pista ancha las subidas son bastante suaves y tendidas.

Comenzamos a pedalear por asfalto, lo primero que notamos es la gran efectividad de la pedalada por asfalto no tenemos indeseados hundimientos de suspensión.

En nuestro primer contacto con la tierra, notamos todo excesivamente duro acostumbrados a engullir los baches con la suspension, botamos a cada bache y nos sentimos incomodos de momento no nos adaptamos.

Notamos una peor traccion en terrenos duros en comparacion con la doble, cada vez nos parece mas evidentes las diferencia entre doble o rigida.

A los pocos kilometros casi hemos olvidado por completo que vamos en una bici rigida y nos sentimos bastante comodos.

Al llegar a las primeras cuestas notamos la efectividad de las bicis rígidas, nos sentimos ligeros subiendo y parece que estamos en mejor forma de la que creíamos, La ligereza de las bicis rígidas salta a la vista y subiendo es aun mas evidente.

La adaptación tras unos 10 kilómetros es casi total, nos sentimos a gusto y rodamos rápido.

El resto de la ruta , unos 30 kilómetros nos sentimos completamente identificados con la bici y prácticamente no echamos de menos a la doble, la muestra de ligereza y efectividad la tenemos en que rodamos gran parte de la ruta con el plato grande y por supuesto el mas pequeño no va a entrar en acción en toda la ruta.

Las sensaciones generales en la bici son de gran comodidad y adaptación, puede ser una cosa psicológica pero nos sentimos mas adaptados a este deporte que con la doble y ademas el menos peso se nota y mucho.

Acabamos nuestra ruta y viendo los datos del cuenta, estos no nos engañan hemos rodado cerca de 1,5 km hora mas rápido de los que habitualmente lo hacemos con la doble, la media de la salida ronda los 19 kms/h.

Velocidades medias en igual recorrido

Salida con la bici rígida media ...................................19,0

Salidas con la doble.....................................................17.7/ 17.4/ 18.2/ 18.8/ 16,9/ 17.2


Viendo esto nos salta a la vista que en una sola salida con la rígida hemos rodado mas rápido que en todas las demás con la doble, pude ser que estemos en la mejor forma del año, pero nuestra sensaciones no son esas y creo que habría que achacarlo a la bici.

Como no todo podía ser positivo en nuestra salida rígida ,el cansancio al final de la salida es mucho mas elevado del habitual, ese es quizá el lado negativo de las rígidas el cansancio y la fatiga que acumulas.

Como resumen de esta pequeña prueba podemos señalar que las grandes ventajas de las bicis rigidas son:

  1. El peso y simplicidad
  2. La rapidez de reacciones,
  3. Suben mejor (esto es realtivo pues depende mucho del ciclista)
  4. Menor Coste, a igual coste mucha mayor calidad que una doble.
  5. Mayor duracion respecto a una doble (menor mantenimiento y mejor vejez)

En contra de las bicis rigidas.

  1. Bajan peor (esto es relativo pues depende mucho del ciclista)
  2. Mayor cansancio para el ciclista
  3. Tecnologicamente mas anticuadas (eso si no todas)

Como conclusion personal me quedo con la rigida para los dias que le cuerpo pide marcha y la doble para el resto,