Ultimas Noticias

SANTA CRUZ BULLIT 3, LA REVOLUCIÓN ELECTRICA.

A los mas antiguos del lugar, les sonará el apellido Bullit. Aquella bicicleta Santa cruz monopivote de corte Freeride, con unos 152mm de recorrido trasero, aluminio de las series 6000, que con montajes salvajes, casi se convertían en maquinas de DH, nacida allá por 1997, como hermana pequeña de la Super 8 de Descenso. 

Aquella antigua Santacruz Bullit desapareció en 2005 para reaparecer de nuevo en 2007, aumentando su recorrido a 178mm, admitiendo horquillas de hasta 200mm, pero siendo fiel al concepto inicial, así como a su monopivote característico. 

El tiempo pasa para todos, y en 2011 la bullit 2 desaparecía del catalogo de Santa Cruz para siempre...hasta el fatídico 2020. Poco o nada se parecen las antiguas Bullit a la nueva Bullit 3, la maquina con la que Santa Cruz nos sorprende para terminar el año mas raro que recordamos. 

Lo primero, desaparece la principal seña de identidad...si, habéis acertado. El antiguo monopivote se transforma en la joya de la corona de los sistemas de suspensión, el aclamado por publico y crítica VPP. Otra de las señas de la antigua Bullit también cambia, ya que dejamos de lado el metálico aluminio para transformarse en un ligero y exclusivo Carbono CC. 

Pero hay algo que desmarca definitivamente la nueva Bullit de sus predecesoras. Y este detalle es ni mas ni menos que un motor Shimano EP8 de ultimísima generación que convierte a la Bullit es la bici eléctrica objeto de deseo para todos los aficionados al mtb. 

PASION A PRIMERA VISTA 

A primera vista, no puedes dejar de mirar la bici. Es hipnótica. Sus curvas, sus detalles, las bieletas. Es un lujo para la vista. No podría ser menos hablando de una marca tan Premium como Santa Cruz. Pero no todo es perfecto, así que vamos a empezar por las cosas que menos nos han gustado de la bici, que, aunque son pocas, hay que decirlas.

Lo primero...el precio. Nuestro montaje, el Kit S, son ni mas ni menos que 9290€ de PVP. Este ya de por si es un punto determinante para muchos usuarios. Además, dado que Santa Cruz ha eliminado la posibilidad de comprar únicamente el cuadro (la mayoría de fabricantes tampoco dan opción de compra de cuadro sin componentes), complica la transición de una bici a otra. Olvídate de aprovechar los componentes pata negra que tenias en tu bici anterior para montarlos en el nuevo cuadro. Ahora si o si tienes que comprar la bicicleta completa. 

Lo segundo...algunos detalles. Por ejemplo, el botón de encendido, o el display SC-E7000. El botón se encuentra en un sitio poco usual, incluso de complicado acceso. Se sitúa debajo del amortiguador, y si bien no vamos a usarlo de manera constante, solo al empezar y terminar una ruta, si que tiene una localización extraña. Personalmente lo hubiese preferido en el tubo superior, cerca de la dirección. Lo mismo me pasa con el display. Casi 9300€ es mucho dinero para poner componentes de "segunda fila", ya que, si bien la pantalla funciona a la perfección y es muy legible, la diferencia económica respecto a la SC-EM800 en color es irrisoria, y supone un paso mas en cuanto a conectividad y exclusividad, y hablando de una bici ya de por si exclusiva, no se entiende mucho la elección de esa pantalla.

Y hasta aquí las cosas que personalmente menos me gustan de la bici.... Ahora viene lo bueno, que es TODO lo demás.

La BULLIT destila calidad la mires por donde la mires, desde las ruedas RaceFace con bujes DT Swiss, pasando por las bieletas, integración del motor en el cuadro hasta la fantástica Fox 38 Performance tuneada para E-bike, sin dejar de lado el color, Lavanda brillante según SC, que te gustará o no, pero no deja indiferente a nadie. 

Además de los componentes de serie, hemos cambiado la potencia Burgtec 40x35mm por la nueva Enve Alloy Stem en medida 50x35mm, los puños Santa Cruz House Grip por unos Burgtec Bartender Pro Greg Minnaar Grip Signature, y hemos añadido unos pedales también Burgtec MK4 de composite, a juego con el amarillo neón del logo de Santa Cruz, y también hemos sustituido el tradicional sistema de araña en la dirección por el sistema de OneUp Components, que nos permite llevar una multiherramienta y alguna cosilla mas en el tubo de dirección. Después de todo esto y de cargar la batería, estamos listos para rodar. 


PRIMEROS KILOMETROS, AMOR ABSOLUTO. 

Ajustamos SAG, nos colocamos casco, guantes, gafas...y a ver que nos encontramos. Lo primero es la posición encima de la bici. Para mi, que soy gigante, solo hay una palabra: PERFECTA. 

El manillar esta a la distancia ideal, ese cm de mas de la Enve deja el cockpit exactamente donde lo necesito. La habitabilidad es perfecta, pudiéndome mover encima de la bici sin ningún problema, esta todo en su sitio y no estorba nada.

Después de las primeras pedaladas, vamos a entrar en materia. El motor Shimano EP8 es una delicia. Es muy estrecho en la zona del pedalier, pareciendo que vas pedaleando en una bici tradicional. Además, el motor es mucho mas fino que su predecesor, también mas potente y menos ruidoso. Y tiene menos fricción cuando vas en modo OFF o te has quedado sin batería, que eso, en una bici de 22 kilos, es un detalle de agradecer. 

El salto de calidad de Shimano con el EP8 ha dejado al resto de fabricantes, en mi humilde opinión, en un peldaño inferior. Bosch tendrá que ponerse las pilas, nunca mejor dicho, para poder seguir en la lucha de cual es el "mejor" motor para una e-bike. Habiendo pasado los últimos 3000kms sobre un Bosch Active Line CX de 4 generación, me sirvieron solo dos minutos con el EP8 para olvidarme del motor germano. 

Van pasando los kilómetros, los frenos Sram Code de 4 pistones van cogiendo mordiente, la suspensión trasera hace que te sientas pedaleando sobre una bici de rally (después de mas de 17 años usando VPP, me sigue maravillando este sistema), llega la primera bajada, ... y con ella, la diversión. 

Es absolutamente fascinante lo que hacen las geometrías modernas, hacen que las bicis sean mejores en todo, y esta Bullit no es una excepción. Empieza la bajada y en mi cara se dibuja una sonrisa que no me puedo quitar desde ese momento. Todo es fácil con esta bici. Se lo traga todo, tiene un aplomo bestial, una estabilidad a prueba de bombas, y una manejabilidad que hace que te preguntes donde está la magia. 

No estaba demasiado confiado en el concepto Mullet, con una rueda de 29 delante y una de 27,5 para el tren trasero, pero ha resultado ser una combinación ganadora. Con la Bullit pasas sin pensar por sitios donde antes te lo pensabas tres segundos antes de tirarle. Y además lo haces a una velocidad absurdamente alta en comparación contigo mismo con otra bici. Después de una bajada larga, con obstáculos de todo tipo, piedras, raíces, cortados, roderas, barro, no puedo estar mas feliz y contento. 

Uno, que ya tiene sus años y sus kilos de mas, agradece subirse a una bici y sentir que eres mucho mejor y mas joven de lo que eres en realidad, y con la Bullit a mi me ha pasado. Me ha hecho rejuvenecer. Es una bici hecha para emocionar...y vaya si lo consigue. 

Después de bajar, casi siempre toca subir, y aquí es donde nuestro amor incondicional se confirma. La bici, a pesar de tener un radical ángulo de dirección de 64 grados, se compensa con un tubo de sillín muy vertical, de 77 grados, que hace que nuestra posición encima en la bici no se nos desboque. Además, el Shimano EP8 nos da lo que a nuestras piernas le falta, ese extra que nos permite subir cualquier pendiente, por complicada que sea. Si unimos la potencia del motor, la fantástica tracción del VPP y la posición de conducción, tenemos una escaladora de lo mas inusual, pero tremendamente efectiva. 

La batería de 630Wh de Shimano nos asegura un buen puñado de kilómetros para alargar nuestras salidas, dicho de otra manera, de incrementar nuestra felicidad.

Santa Cruz llegó tarde a la moda eléctrica, mas tarde que el resto de sus competidores, pero ha sabido posicionarse en lo mas alto en muy poco tiempo, situándose en solo un año en la elite con un producto extraordinario.

Los kilómetros van pasando, nuevas bajadas tenebrosas pasan rápidamente debajo de nuestras ruedas, subidas imposibles antaño ahora son un mero trámite. Nuestro amor eterno se ha confirmado, sellado y rubricado. 

Rider: Iñaki Tabernero Ferrer

Texto y fotos: Iñaki Tabernero Ferrer

Más información Santa cruz Bullit 3


No hay comentarios

http://mtbymas.com/o5hgz48ivzg2skmbs6aoc6e09ecspp.html