Ultimas Noticias

Olas de tierra en el Desierto de las Bardenas Reales con David Cachon

Hemos dejado atrás la primera parte de esta aventura, un viaje alucinante que me llevo por uno de los senderos excavados en roca más expuestos del mundo. A lo lejos quedan esas montañas, los acantilados y las pasarelas de madera que nos dejaron sin aliento. Ahora ha llegado el momento de cambiar totalmente de escenario, la horquilla GVX de SR Suntour se comporto de forma brillante ante los senderos ultra técnicos de las montañas, trazo líneas sin miedo y absorbió todas las rocas de los sinuosos caminos. ¿Pero como reaccionara ante todo lo contrario?: Calor, terreno seco, firme quebradizo, roderas, polvo. El momento del desierto ha llegado.

Surfeando tierra a pedales

El Desierto de las Bardenas Reales esta a poco menos de una hora de mi casa, realmente es alucinante, es un fuerte contraste porque se encuentra a tan solo 70 kilómetros de los Pirineos, es un lugar que conozco bien. He montado allí muchas veces y soy consciente de que es una zona muy especial y no siempre fácil.

Este lugar puede llegar a confundirte, visualmente es tan brutal que puede hacer que nuestra mente y nuestra imaginación vayan por encima de nuestras limitaciones. En determinadas zonas de este desierto es difícil montar en bicicleta, pero sin duda merece la pena explorarlo.

Su fauna y su flora son más propias del continente africano que del norte de la Península Ibérica, llegando a ser paraíso antaño de cocodrilos y tortugas.

Hoy día, águilas, buitres, búhos, avutardas, zorros, gatos monteses, ginetas, anfibios y reptiles campan entre matorrales, sisallares, saladares y espartales. . Es como encontrar un oasis en mitad del desierto… Solo que al revés.

Cuando solo importas tú, la bicicleta y el entorno

Perderte entre kilómetros y kilómetros de caminos rodeados de brutales bad-lands, formados por la erosión de una climatología dura, son un buen indicativo de que aquí las cosas puedes ponerse difíciles si cometes errores. Por eso es importante contar con un buen material, pensado y enfocado a lo que puedas encontrarte.

La ruta que prepare para esta aventura estaba por debajo de los 100 km pero os aseguro que es muy dura y más teniendo en cuenta que quería que transcurriese por algunos de los lugares con más difícil acceso de las Bardenas. Lugares muy técnicos que no permiten error. Un riding técnico que me permitiese poner a prueba la nueva horquilla de Gravel, pero suficientemente largo e intenso como para comprobar si la horquilla era capaz de mitigar los dolores articulares y posicionales que los días posteriores sufriría si lo realizase con una horquilla rígida de Gravel.

La aventura resulto épica, un sin fin de roderas, surcos, acequias, tierra suelta, zonas de muchísimo polvo y crestas de infarto. No me deje nada por hacer, probar o rodar. Termine exhausto pero muy satisfecho. Es esa sensación de saber que ha sido duro, te encuentras muy cansado pero al mismo tiempo estas muy feliz porque ha sido épico.

Evolucionar o morir

Hay gente que no entiende porque algunas cosas deben evolucionar, piensan que determinados cambios nos llevan a lugares equivocados. Siento llevarles la contraria y decirles que estamos en un mundo en el que debemos tener siempre la mente totalmente abierta a nuevas evoluciones, cambios y sobre todo hablar cuando realmente los hemos probado o estudiado. Entonces es cuando podemos aportar una opinión constructiva basada en algo real.

Las horquillas de suspensión en las bicicletas Gravel no nos llevan hacia el MTB, nos hacen alcanzar metas más altas, más largas y en mejores condiciones físicas practicando una modalidad muy especial. Porque torturarnos y limitarnos solo por tratar de ser fieles a un purismo, que realmente no existe. La bicicleta ha evolucionado desde sus inicios y el deporte también. Tenemos un buen ejemplo en las Ebikes.


Siempre he defendido las bicicletas eléctricas, son increíbles y abren un universo a nuestro deporte. Recuerdo el día que probé una de las primeras (hace muchos años ya…) afirme rotundamente que era un nuevo universo abierto para el MTB, que me parecían increíbles y que sin duda serian el futuro. Todos me criticaron diciendo que eso no era Mountain Bike y muchas cosas peores que no os contare aquí (risas). Ninguna de esas personas las había probado, pero tenían miedo, se sentían atacados ante lo desconocido, estaban cómodos en sus parcelas, no querían evolucionar. Hoy todos ellos salen al monte con bicicletas eléctricas y las defienden a ultranza. ¿Es gracioso no crees?. Mi consejo es este: prueba, compara, evoluciona… o muere. (risas)


Un nuevo nivel ha llegado a la era del Gravel!!!!

Nos vemos en los senderos amigos

Texto & Riding: @david_cachon

Fotografía & Film: David Ponce

Edición video: Alberto Porras




No hay comentarios

http://mtbymas.com/o5hgz48ivzg2skmbs6aoc6e09ecspp.html